¿Retomas el ejercicio? Combate las lesiones | AMERIKE

¿Retomas el ejercicio? Combate las lesiones que puedan surgir

Retom ¿Retomas El Ejercicio? Combate Las Lesiones | AMERIKEar

Siempre que se comienza de nuevo algún tipo de actividad física existe la posibilidad de padecer molestias, dolores o incluso lesiones. Estos padecimientos pueden ser nuevos y no haberse sufrido antes.

Este tipo de lesiones o malestares, son muy comunes, lo que no significa que sean normales. Pueden evitarse con una serie de cuidados básicos como: una buena planificación del entrenamiento, un correcto aumento en la duración y resistencia de los ejercicios y con adecuado calentamiento y finalización de cada rutina.

¿Qué tipo de lesiones se generan?

El tipo de lesiones que se generan al regresar al ejercicio son: por sobrecarga o sobreentrenamiento. En otras ocasiones son debido al rápido incremento de ejercicio de una semana a otra. Todas son por no tener una adaptación fisiológica progresiva.

Las lesiones más comunes son musculares. Unas sólo relacionadas con la anatomía muscular. Otras son en la que se ven lesionados músculo y tendón. Finalmente están las que involucran al tendón y el hueso. Como ya se mencionaba, estas lesiones son  provocadas en generalmente por exceso de carga muscular, por inestabilidad articular o por descompensación musculo-esquelética.

¿Qué recomienda la fisioterapia?

Es importante acompañar los estiramientos y masajes con una correcta postura para advertir inflamaciones. Otra terapia recomendable es la aplicación de frío.  También se recomiendan ejercicios de estabilidad y control motor de la rodilla. Ejercicios de estabilidad y control motor de la cadera. Ejercicios de fortalecimiento del cuádriceps. Si llegase a ser un caso extremo podría recurrirse a métodos más innovadores y todavía en vías de desarrollo como las infiltraciones de plasma enriquecido en plaquetas o ácido hialurónico.

Desde un punto de vista fisioterapéutico, la recomendación es  que se hagan estiramientos. Los estiramientos deben ser progresivos y lentos. Se recomienda además masajear la zona afectada para calmar la tensión.

Ahora bien, lo importante es no olvidar que la mejor manera de tratar una lesión, es previniéndola. Así que esa forma es con una correcta ejecución técnica y teniendo en cuenta una adecuada progresión en el entrenamiento (carga, frecuencia, intensidad) y un buen rango de movilidad y estabilidad.

Para conocer más de estos temas. Estudia la Licenciatura en Fisioterapia. Forma parte de los profesionales de la salud.

Déjanos tus datos y recibe más información.

¿Quieres más información?

 

Contáctanos
Contáctanos