Prácticas físicas y deportivas para reducir la obesidad en niños | AMERIKE

Prácticas físicas y deportivas para reducir la obesidad en niños

Prácticas Físicas Y Deportivas Para Reducir La Obesidad En Niños

En la actualidad existen más casos de sobrepeso y obesidad en niños y adolescentes. Las cifras han aumentado en los últimos 15 años. El deporte y los hábitos alimenticios adecuados son la clave para combatir la obesidad en niños y adolescentes.

La mayoría de los jóvenes y niños tienen una alimentación errónea por falta de información y por el tipo de socialización que establecen con los alimentos.

El sedentarismo y la nula actividad física son otra causa latente. Por otra parte, el exceso de grasas saturadas, harinas procesadas y carbohidratos en las opciones de menú que se les ofrece a los niños, condiciona su gusto y los aleja de las opciones saludables y naturales. La disciplina alimentaria y la educación nutricional queda muy al margen dentro de las necesidades sociales.

 

¿Qué prácticas físicas y deportivas y modelos alimentarios se pueden usar para cambiar hábitos equivocados?

Aumentar los porcentajes de frutas y verduras, incitar a los niños a comer siempre un primer plato de verduras antes del alimento principal, es una buena opción para mejorar hábitos en la alimentación. Los niños no deben quedarse solos a la hora de hacer elecciones alimenticias.

Es importante saber que los horarios escolares y las actividades extras siempre tienen una repercusión en la alimentación. No tener una disciplina en los horarios de traslado para realizar actividades o para ir a la escuela, hace que los padres alimenten a los niños con prisa. Las prisas son las mejores amigas de la “comida rápida”. Los niños adquieren el hábito de comer a prisa y entonces, tienden a relacionarse de forma irresponsable con los alimentos, por ello, es muy importante educarlos en la necesidad de comer con calma, tranquilos y eligiendo con criterio.

Las prácticas físicas adecuadas son aquellas que pueden integrarse en las actividades y labores constantes y diarias del niño. Fomentar la caminata y los deportes en equipo para reducir el sedentarismo permite que los niños se familiaricen con la actividad física. Una actividad extraescolar que incluya activación física, por lo menos tres veces a la semana, fomenta el gusto por el deporte en los adolescentes y niños. Es importante que la práctica deportiva en los niños sea lúdica y se les presente de forma divertida y no como una obligación.

Las Apps para teléfonos móviles pueden ser buenos para potenciar el ejercicio, basta con hacer una adecuada selección y supervisar el buen uso de las mismas.

 

Estudia la Licenciatura en Ciencias del Deporte y de la Actividad Física en Amerike y conviértete en un profesional del Deporte.

 

Déjanos tus datos y recibe más información.

Contacto Lic. en Ciencias del Deporte y Actividad

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
¿Quieres más información?